La adopción a la luz de la Astrología

Los caminos de Dios son inescrutables para la ignorancia de los hombres, ya que cuando una pareja o una familia requiere a uno de sus miembros, éste llega como sea, casi siempre mediante un embarazo.

Esos espíritus estaban llamados para recorrer un camino análogo y esos nexos son de vidas anteriores. Nosotros no establecemos una familia de forma casual y fortuita sino que todos nuestros actos hacen parte de una armoniosa serie de leyes con las que tenemos que ver en el curso de nuestras vidas. En un sentido filosófico se puede pensar que los hijos en adopción son hijos celestes o cósmicos que hacen parte de la dinámica tendiente a realzar la luz del reencuentro. Los hijos en adopción hacen recordar que el amor con los hijos debe ser incondicional, que existe la fuerza de la comunidad ante la cual la humanidad en su conjunto es capaz de respaldarse mutuamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *