"El objeto de la Astrología es el de indagar
sobre lo que constituye la naturaleza

infinita del ser humano. De allí, que el astrólogo,
por su apreciación finita, elabora una diversidad de apreciaciones
con las que pretende acercarse a su expresión sin fronteras"

Así como el carpintero, cuando se propone hacer un mueble probablemente se valga de las herramientas adecuadas para lograr su objetivo, igualmente, el ser humano para conocerse a sí mismo y a su vez avanzar en la vida, requiere utilizar múltiples herramientas, las cuales provienen de las distintas ramas del conocimiento entre las que sobresale la Astrología, ya que le es útil no sólo para comprender cuál es el cauce sobre el que avanza su vida y cuál es el plan para el que nació, sino que le permite valerse de los mejores tiempos para lanzarse a la acción.

Es un soporte invaluable en la toma de decisiones en el ámbito profesional, laboral, económico, de salud e incluso le permite comprender el porqué se ve atraído por algunas personas más que por otras. Igualmente, le es de gran ayuda en los momentos cruciales en donde es necesario detenerse para efectuar correctivos o simplemente para encontrar el camino espiritual y reafirmar su misión en esta vida.

Orden Cósmico

Para los astrólogos, cada circunstancia humana está correspondida con un evento celeste, por este motivo, el cielo da testimonio del momento terrestre, lo que hace entrever que todo evento o situación puede ser abordado bajo la mira de las estrellas, sólo que ni la maldad ni la bondad son los motores del reflejo estelar, y que sus haces de luz, no inclinan la balanza hacia uno u otro costado.
De allí que todos los acontecimientos pasados y futuros, que conforman la vida del ser humano, hacen parte de un orden cósmico que puede ser conocido de antemano, por ese motivo cuando se comprende la misión que se tiene en este mundo, la vida cambia de manera abrumadora, pues no siempre subsiste la inquietud sobre el qué quiere Dios y no precisamente qué se quiere de él.

Presente reflejo del Pasado

La huella que ha dejado el pasado sobre cada cual exige una actitud adecuada, lo cual conduce a comprender que se vive lo que del alma se requiere vivir y que dichas situaciones son necesarias para poder sanear algo que se trae de tiempo atrás y así asumir una mejor actitud, ante una realidad con la que se debe ser consecuente.

El inevitable pasado, que no podrá alterarse, brinda la posibilidad de aprender a perdonar y a sanear todo lo que ha dejado huella, tomar la enseñanza y convencerse que se ha pagado una deuda y se ha saneado algo. El ser humano sólo tiene dos libertades: una la de saber manejar las semillas para la siembra, lo que significa que es importante saber canalizar el fruto de sus acciones pasadas y la otra, la de ser consciente que en el presente se siembran las semillas que en el futuro darán ciertos frutos.

 

Categoría: La astrología   Publicado: Miércoles, 23 Julio 2014 17:09  Escrito por Ricardo Villalobos   Visto: 1114 Tags: Imprimir

JoomlaXTC Espresso Joomla Template

~ www.astrologia.com.co ~

(C) 2013 Monev Software LLC - www.joomlaxtc.com