Escorpión es el signo de la muerte, de la regeneración, de la autodestrucción, e los cambios, de las transformaciones y de las cosas ocultas, esotéricas y policíacas, y la casa VIII es la casa de los cambios de condición o situación, de los problemas, de las enfermedades crónicas, de la muerte y de lo que la posibilita, pero también representa la regeneración. Cuando esta casa es muy poderosa, plantea labores que están en contra de la muerte o a favor de ella, como las que realizan los detectives, policías, sepultureros, médicos.  Es, así mismo, la casa de la iniciación en el estudio de las ciencias sagradas y las actividades esotéricas. Se corresponde con la conciencia.Es también la casa de las verdaderas dificultades y problemas, la vida sexual con sus carencias, excesos o alteraciones. Habla de herencias, legados y testamentos. Señala aquello misterioso u oculto, al igual que los secretos. En su fase superior representa los retos y la autoexigencia.

Categoría: El zodiaco fijo y las casas astrológicas   Publicado: Lunes, 14 Julio 2014 20:01  Escrito por Ricardo Villalobos   Visto: 593 Tags: Imprimir

JoomlaXTC Espresso Joomla Template

~ www.astrologia.com.co ~

(C) 2013 Monev Software LLC - www.joomlaxtc.com