Antes que nada se hace necesario volcar la mirada hacia la expresión mitológica propia de los planetas, en el sentido que mercurio para los griegos era aquel que unía el cielo con la tierra mediante sus mensajes, ya que tenía la facultad de retransmitirlos de manera fidedigna y bajo una lucidez y claridad sorprendentes. Es por esa razón que en el ámbito astrológico se considera como aquel que representa la comunicación en sus distintos matices, razón por la cual su situación en el día a día se convierte en un asidero significativo para elaborar juicios y sacar deducciones sobre el entorno bajo el cual en un momento dado nos encontramos.

Mercurio retrógrado

Cabe señalar que este planeta en el curso del año cuenta con tres retrogradaciones, lo que hace entrever que este es un proceso usual y que no tiene la suficiente trascendencia que generalmente se le ofrece, como producto de la rapidez de su giro. Sin embargo, es de gran ayuda para la materialización de acontecimientos importantes en la vida de cada persona, que en la medida existan otros elementos de juicio.

En un sentido colectivo no puede asegurarse que siempre que mercurio esté retrógrado el comercio se paraliza y que nadie vende nada, o que la comunicación sea fatal y que por ese motivo sea imposible relacionarse con terceros, entre muchas otras apreciaciones, las cuales carecen del suficiente peso, por razones totalmente obvias. A menos que existan otros elementos de juicio que puedan convertirse en un referente de acontecimientos individuales o colectivos como ocurre precisamente en este periodo en que mercurio se empalma con Neptuno.

Mercurio y Neptuno en cuadratura

Lo cierto es que mercurio y Neptuno se empalman durante estos días bajo un ángulo disonante (90°), lo que se convierte en la fuente de malas interpretaciones y de malos entendidos. Lo que exige cautela a la hora de valorar las apreciaciones de terceros y de mucha mesura a la hora de expresar lo que se considera razonable. Los acuerdos que se gesten en estos días, lo más probable es que terminen en desacuerdos y que no tengan la claridad que inicialmente se logró apreciar.

Son días para esperar el fluir de los acontecimientos y apreciar a distancia lo que ocurra, así poco apoco se despejará el camino mediante el cual éste par de planetas se distancien lo suficientemente, cosa que ocurrirá paulatinamente hasta finales del mes de junio de 2015.

Una conexión sublime

Como mercurio simboliza los procesos mismos de la mente y el pensamiento, y Neptuno está relacionado con esferas mucho más elevadas y sublimes, se convierte en un referente de gran estima para acceder a otros estados de conciencia lo que puede ser decisivo para las disciplinas de carácter contemplativo y para todo aquello propio del alma, del espíritu y de la reconexión energética. Así que para los miradores, para los sanadores y para todos aquellos que movilizan energías, es una temporada magnífica.

La comunicación

Es importante durante ese rango de tiempo (junio de 2015), tener cuidado con la palabra, ya que es usual comprometerse con lo que será muy difícil cumplir, como también apreciar con claridad los problemas de comunicación, de malas interpretaciones, de malos entendidos y de enredos sin fin.

Quienes se ven afectados

Quienes nacieron del 24 al 29 de Mayo y de Febrero, al igual que los que nacieron del 26 al 30 de Agosto y de Noviembre, cuentan durante los meses de Mayo y Junio de 2015, con situaciones inexplicables que no les dan claridad en sus caminos ni de la senda que deben recorrer.

Categoría: Noticias Astrológicas   Publicado: Viernes, 29 Mayo 2015 21:51  Visto: 2445 Tags: Imprimir

JoomlaXTC Espresso Joomla Template

~ www.astrologia.com.co ~

(C) 2013 Monev Software LLC - www.joomlaxtc.com