Según las antiguas creencias helénicas durante las fechas solsticiales se abrían dos grandes puertas como son: la de los dioses y la de los hombres. Coincidentes precisamente con los días aledaños al 21 de junio y al 21 de diciembre.

Y como era de esperarse para las culturas ancestrales estos acontecimientos estelares contaban con una diversidad de motivos y con una infinidad de campos de acción entre los cuales se destacan aquellos que realzan la posibilidad de entrar en sintonía con las fuerzas de la naturaleza y de encontrar la expresión mágica que duerme en lo profundo de cada cosa, de cada planta, de cada animal y de cada persona.

El otro lado del espejo
La frase que dice “al otro lado del espejo” se ha utilizado históricamente con el propósito de encontrar otro cauce para poder entender la dinámica humana y otros argumentos en que ampararse para poder fluir ante lo que la vida ofrece; es por esa razón que la apertura del signo de cáncer con este solsticio se convierte en varios referentes sobre las posibilidades que existen para encontrar ó entrar en contacto con esa dimensión sublime y espiritual con la que compartimos nuestra vida.

Cáncer un signo mágico
Llama la atención que precisamente este signo representa todo los aspectos propios del mundo espiritual y de la expresión mágica, al igual que del contacto con los mundos sutiles, interiores, sublimes y espirituales, por ende son días especiales para develar los misterios de la naturaleza, abrir las puertas de rutas, castillos, palacios encantados, declinar a ataduras del pasado, develar verdades precedentes y encontrar hechos que puedan ser concretos y tangibles como también aquellos de orden interior.

La noche más corta del año
Aunque existe un proceso casi que imperceptible para quienes viven en la zona tórrida como es precisamente que cada día que pasa amanece más temprano y anochece más tarde, lo que hace entrever que vamos en camino de la época de la claridad verdadera.

En lugares del norte de Europa el 21 de Junio se celebra el día del "Hombre Verde", el cual sería una reminiscencia de una antigua deidad masculina de la fertilidad y la naturaleza salvaje (semejante al Cernunnos celta).

El fuego un elemento purificador
Cabe señalar que para estas culturas el fuego y particularmente las hogueras, eran un referente para todos los procesos tendientes a lograr la purificación anhelada, de allí que en los días aledaños al 21 de junio encendían hogueras y la gente saltaba sobre ellas y de la misma manera se las ingeniaron para que el ganado también lo hiciera con el fin de evitar que largas y penosas enfermedades les pudiera afectar.

Como se trata de días que tienen una connotación mágica y de carácter espiritual, son aquellos en los que como las tradiciones hablan de esa disposición que debe existir para agradecer a la naturaleza, en este caso estar agradecido de las bendiciones que la naturaleza ofrece.

El eterno comenzar
En la rueda armoniosa de la vida y en el devenir de los signos, surgen nuevamente en el solsticio de verano para el hemisferio norte, como un referente de todas las energías y de todas las fuerzas que son claves para la preservación de la vida, como se aprecia con toda nitidez por el nacimiento de una parte significativa de los países, como sinónimo de abundancia que la naturaleza ofrece y de las posibilidades que la naturaleza brinda para que el ser humano mantenga su vida y para el equilibrio de la misma naturaleza.

Nueva etapa
El momento en que el Sol entra en el signo de Cáncer, marca el inicio del nuevo ciclo estacional que posee reflejos a nivel personal y colectivo. Como producto de la discrepancia que existe entre el año astronómico (365 días y casi 6 horas), y el año calendario (365 días cerrados), todos los años el punto de partida de los signos y de las estaciones aumenta 6 horas con respecto al año anterior. En 2015, este suceso, que generalmente se produce el 22 de junio, caerá el 21 a las 11:39 del día para el meridiano 75W, por lo que desde ese momento el Sol iniciará su recorrido por el signo de Cáncer. Pero la mañana más significativa por su fuerza e influencia es la del 22 de junio.

Fenómeno astronómico
Existen dos perspectivas para mirar estos fenómenos: la geocéntrica y la heliocéntrica. En la primera (la Tierra como el centro del sistema solar), el Sol, como resultado de la traslación terrestre, recorre la Eclíptica (camino por donde se hallan los signos zodiacales) en el curso del año. Esto permite a quienes observan en las mañanas al astro rey, darse cuenta de que el Sol sale todos los días por un lugar diferente y que todos los años, por la misma época, sale por el mismo punto. Estos hechos ya eran conocidos para los antiguos, como se percibe en los calendarios megalíticos que se erigieron (en Inglaterra, en pleno desierto del Sahara , en el Perú y en México), y que le permitieron a sus constructores, ubicar la época de los Solsticios (verano e invierno) y de los Equinoccios (primavera y otoño).

En la segunda (heliocéntrica), la Tierra avanza sobre su órbita en torno al Sol en un año. La inclinación de la Tierra (23 grados y 27 minutos) sobre su Eje, es lo que origina las estaciones; por ello, cuando la Tierra presenta su polo norte al Sol, es verano en el hemisferio norte (la estación de los días largos). En invierno se produce lo contrario, situándose la Tierra de una forma tal que el Sol, al alumbrar el polo sur del planeta, origina el invierno y señala las noches largas para el hemisferio norte.

Desde el punto de vista astronómico, existen dos planos: el ecuador celeste y la Eclíptica. Éstos se cortan en dos lugares: uno es el punto vernal, que corresponde en el año al paso del Sol por el signo de Aries (inicio de la primavera); el otro, es el punto estival, que corresponde al inicio del signo Libra (inicio del otoño).

Suceso simbólico
Para la astrología todo lo que se expresa en el cielo se encuentra entrelazado con los sucesos terrestres, estos acontecimientos derivados de la mecánica celeste tienen repercusiones sobre la Tierra al originar los tiempos de sequía, las lluvias, los vientos, el ascenso y descenso de la temperatura, y los procesos de reproducción animal y vegetal. Por ello, desde tiempos remotos se considera el día 21 de junio, como el más apropiado para aprovechar su valor purificador.

Recordemos que la salida del Sol, fue para egipcios, babilonios y mayas, el punto de partida para determinar la medida del tiempo, ya que su cotidiano y lento avance señala fechas precisas del año. Para ellos, estas fechas marcaban las celebraciones o rituales tendientes a armonizar con los elementos de la naturaleza.

De los cuatro elementos (tierra, fuego, aire y agua ), no queda más que valorar los beneficios del elemento agua, por ser el más noble de todos, y el más accesible al hombre, ya que su plasticidad denota la libertad que brinda para emplearlo. Sin embargo, ella posee una sabiduría que es producto de lo que siempre ha hecho: recorrer las entradas del planeta y depurar y limpiar lo que toca. De ahí que al ingerirla no solamente cumple sus funciones químicas, sino también sus funciones sutiles, que, en realidad, son las más importantes por incidir en la parte espiritual. Los antiguos consideraban a este elemento de naturaleza sagrada, y tenían para estos días múltiples prácticas tendientes a sintonizarse con el Cosmos. Entre ellas se encontraban los baños rituales en lugares especiales, donde el agua caía en forma de cascada.


Qué hacer..?
En este día como en los cinco siguientes, lo ideal es:


• Dar un impulso a los planes y proyectos con los que se viene trabajando desde enero.

• Estar pendiente a la salida o puesta del Sol, con el propósito de observarlo en ese momento.

• Acudir a un río, a una cascada o donde existan corrientes de agua, con el propósito de bañarse en ellas a modo de un ritual, tendiente a dejar ir momentos pasados y especialmente todo aquello que pudo y puede ser fuente de dolor o de tristeza.

• Emprender disciplinas místicas.

• Fomentar buenas energías.

• Enfrentar con éxito conflictos amorosos.

• Salir de lo que no se necesita.

• Reprogramar cuarzos y limpiar las piedras o gemas que más se usan.

Categoría: Noticias Astrológicas   Publicado: Viernes, 19 Junio 2015 16:30  Visto: 4844 Tags: Imprimir

JoomlaXTC Espresso Joomla Template

~ www.astrologia.com.co ~

(C) 2013 Monev Software LLC - www.joomlaxtc.com