Como llega la temporada veraniega, en la cual los árboles plenos de colores llamativos como producto de la cosecha que se hace presente, en donde se percibe por el peso de los preciados frutos que las ramas se inclinan como un silencioso pero a la vez eficaz llamado para que los frutos sean recogidos;desde que el nómada de tiempos prehistóricos que se deleitaba y saciaba su sed de nutrientes; cuando con el transcurrir de los milenios surgió el sedentarismo como una nueva alternativa de vida, a la luz de la luna llena que se hacía presente durante este mes, las comunidades tenían largas y extenuantes jornadas diurnas pero especialmente nocturnas, ya que a la luz de la luna llena completaban las labores que en el día realizaban, ya que fuera de tener que bajar los frutos de los árboles tenían que seleccionarlos y organizarlos, lo que hace entrever que en este período del año era necesario realizar los más grandes esfuerzos físicos, razón por la cual, con el paso del tiempo se le denominó a esta luna, “la luna llena de la cosecha”, término que se conservó con el paso de los años y por los procesos migratorios en todos los lugares del planeta se implementó este apelativo para reflejar la importancia de este período del año y de este suceso lunar.

Las reflexiones

Como todo lo que ocurre en el universo tiene una razón de ser, la pregunta en este caso sería por qué motivo la naturaleza ofrece sus frutos y qué implicaciones simbólicas y energéticas posee. Sobre este particular valdría la pena reflexionar de qué es lo que tenemos que hacer acopio, qué vale la pena recoger, que hay que guardar, que hay que conservar, pero quizás lo más importante es revisar cuidadosamente qué tenemos, con qué contamos, qué de aquello que poseemos hace más pesado el caminar y quizás lo más importante, qué es necesario colocar a un lado y qué es aquello a lo que debemos declinar.

Si desde la más remota antigüedad se ha aprovechado esta luna para ordenar el fruto, es perfecta para ordenar la vida, para depurar los procesos; como es el mes de seleccionar el fruto, vale la pena ampararse en ella para reflexionar sobre qué es lo que hemos acumulado, cuáles son las cosas y especialmente los recuerdos o los sentimientos que aún se mantienen en nuestra vida y que nos hacen daño.

Categoría: Noticias Astrológicas   Publicado: Martes, 26 Agosto 2014 20:53  Visto: 2110 Tags: Imprimir

JoomlaXTC Espresso Joomla Template

~ www.astrologia.com.co ~

(C) 2013 Monev Software LLC - www.joomlaxtc.com