Solsticio de invierno para el hemisferio norte (diciembre 21 de 2021)


Solsticio de invierno para el hemisferio norte (diciembre 21 de 2021)

La Fecha

El Solsticio de Verano para el Hemisferio Norte se hace presente el día 21 de diciembre a las 11:00 am para el meridiano 75W

Fenómeno astronómico

Existen dos perspectivas para mirar estos fenómenos: la geocéntrica y la heliocéntrica. En la primera (el globo terráqueo como centro) considera el desplazamiento de todos los planetas a su derredor, incluso el Sol. La segunda, contempla al Sol como centro alrededor del cual gira todo el universo. La inclinación terrestre (23 grados 27 minutos) es lo que origina las estaciones; por ello, cuando presenta su polo norte al Sol, es verano en el norte (la estación de los días largos). En invierno se produce lo contrario, situándose la Tierra de una forma tal que el Sol, al alumbrar el sur del planeta, señala la llegada de las noches largas para el hemisferio norte.

Existen dos planos como son el Ecuador celeste y la Eclíptica los cuales se cortan en el punto vernal, que marca el inicio de la primavera y de Aries; y el otro el estival, que corresponde a la apertura del otoño y del signo de Libra.

Suceso mágico

Como se trata del período más oscuro del año para el Hemisferio Norte, quiere decir que es la época en la que se promueve el surgimiento de pensamientos negativos y en donde es posible penetrar en complejos laberintos mentales y emocionales. Es el silencio característico de esta temporada del año que impele al aislamiento y a resguardarse dentro de sí. Se refuerzan la tendencia introspectiva al igual que la reflexión, la meditación, la confrontación y el profundo cuestionamiento sobre la vida y el verdadero sentido de ella.

Cabe señalar que para los pueblos de la antigüedad la llegada del invierno se consideró como el sinónimo del término de la vida y de la culminación de todos los esfuerzos realizados por la naturaleza desde marzo, lo que hace entrever que este es el momento ideal para resguardarse y para penetrar en los laberintos más recónditos de la tierra, pero también de la conciencia.

Solsticio de invierno

Como es el ciclo anual en el que los animales que no han logrado desplazarse entran en hibernación, se refiere a una época en la que se facilita penetrar en los laberintos más recónditos de la conciencia y es posible hurgar para encontrar respuestas y explicaciones a la vida y al verdadero sentido de ella. Es en cierta medida una temporada que propicia el sueño, el receso o el reposo y en donde las condiciones se acomodan para que el organismo se disponga a recomenzar sus procesos.

La perenne siembra

Cabe señalar que en tiempos remotos en esta temporada invernal las comunidades se resguardaban en cuevas y allí realizaban labores comunitarias entre las cuales destacan la selección de las semillas y la preservación de conocimientos tradicionales mediante el diálogo y las reflexiones.

Como los benévolos rayos del Sol se han distanciado del hemisferio norte, quiere decir que no es posible dejarse deslumbrar por la luz de afuera, sino que es totalmente factible penetrar en los laberintos del alma para encontrar las certezas que allí moran. Por esta razón, las condiciones están dadas para reforzar la inspiración espiritual e inclusive valerse de la experiencia atesorada por las antiguas vivencias con el propósito de avanzar con lo que corresponde con mayores certidumbres.

Evaluar es la clave

La presencia del signo Capricornio a partir del veintiuno de diciembre se convierte en el referente de profundas reflexiones en torno al verdadero propósito de la vida y a lo que constituyen las motivaciones en pos de las cuales caminamos y vivimos. La clave se encuentra en aprovechar este período para cuestionar lo hecho y revisar de fondo lo que se quiere. Lo de mayor estima en esta temporada es evaluar con la suficiente frialdad y sin el apasionamiento propio de la naturaleza humana, si realmente se han alcanzado las metas propuestas y si tiene sentido ante el año que está por iniciar, mantenerse en esos propósitos o si humildemente hay que declinar a ellos y avanzar hacia nuevos destinos.

Días para agradecer

Ante los intercambios de regalos propios de estos días vale la pena detenerse con el propósito de tener una acción de gracias en un principio con Dios, con el universo, con el cielo, con la vida, con los cercanos, con los lejanos, con los amigos y con quienes han sido benefactores pero muy especialmente con los enemigos, con los detractores, con los obstáculos y con todo aquello que ha ocasionado intranquilidad o angustia, ya que todos ellos llevan en su seno la clave de la edificación personal.

 

Todos los derechos reservados astrologia.com.co © 2022
Diseño e implementación: Andrés Gutiérrez

Contacto

6012323248- 3202343144 - 321 4429212

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síganos