De Urano y Gea partió la vida y de allí inició la gestación de los dioses de los cuales la primera gran generación fue la de los titanes, los cíclopes entre otros; estaban Plutón, Neptuno y Saturno de los cuales este último fue padre de Júpiter. Es muy notorio que Urano el primero de todos los dioses, haya sido destronado por su hijo Saturno y Saturno a la vez también lo fuera por su hijo Júpiter, de lo que se deduce que es como si contaran con un sino de desgracias en torno al poder. Lo cierto es que Júpiter una vez destronó a su padre se convirtió en el gran soberano del Olimpo y muchos le conocieron como el Dios supremo. Por su capacidad protectora, su disposición natural para el cobijo y el perdón de las faltas, en su búsqueda por transigir ante los errores humanos y por su capacidad conciliadora, se le llegó a considerar también como un gran padre pero no precisamente desde el punto de vista de la generación sino sobre todo por su disposición paternal.

En Roma muy especialmente se realizan múltiples festejos y celebraciones pero muy especialmente los Juegos Olímpicos los cuales se establecieron en su honor, motivo por el cual se puede señalar que este planeta regula la actividad física y las múltiples prácticas deportivas al igual que el ambiente propio de estos eventos que hacía parte de extraordinarias fiestas y de celebraciones que aglutinaban a una buena parte de la población.

Categoría: La mitología de los planetas   Publicado: Viernes, 15 Noviembre 2013 19:17  Visto: 651 Tags: Imprimir

JoomlaXTC Espresso Joomla Template

~ www.astrologia.com.co ~

(C) 2013 Monev Software LLC - www.joomlaxtc.com