La razón astrológica

Cabe señalar que las circunstancias climatológicas propias del hemisferio norte marcan hitos en los procesos biológicos y evolutivos del planeta, lo que hace entrever que nuestras células conservan la sabiduría histórica de los ciclos estacionales como ocurre precisamente con el ciclo que atenta contra la vida y llega hasta el 21 de marzo (el invierno), pero sucede que a partir de ese día con el equinoccio de primavera la vida retoma nuevamente sus impulsos vitales y se establecen las bases para que plantas, animales y seres humanos tengan una nueva oportunidad de vivir. Es por esa razón que todas las culturas desde la más remota antigüedad se han valido distintos monumentos como por ejemplo en Stonehenge en Inglaterra entre otros, que son de gran estima para identificar los períodos estacionales de mayor importancia y con base en ellos encontrar los momentos de esos periodos claves para realizar múltiples actividades.

Como en estas latitudes la vida toma forma luego del 21 de marzo quiere decir que la primera Luna Llena es aquella propia del período de la siembra y aquella en donde la naturaleza recobra su aliento, pero sucede que la segunda Luna Llena que en este caso coincide con la Luna Llena del Wesak está relacionada con el período en el que la naturaleza logra su mayor esplendor y en el que la primavera saca a relucir sus flores, sus colores y en donde los pájaros llenan todas las instancias con su presencia, como el sinónimo de la vida en su máximo esplendor, lo que ha dado pie a que distintas religiones como budistas y cristianos entre otras, celebren precisamente para estos días la presencia de unas energías ascendentes propias de la abundancia, el bienestar, la plenitud, el gozo y la prosperidad. Cabe señalar que ante estas apreciaciones o lecturas se puede valorar que las antiguas culturas en congruencia con los acontecimientos estelares y los sucesos presentes en la tierra, apreciaron esta luna llena como propia de todas las bendiciones.

Luna Llena de la vida y de la muerte

Cabe señalar que en el mundo astrológico existe una oposición de fuerzas cuando la Luna Llena se hace presente, como ocurre en este caso que el sol avanza por Tauro y la Luna bajo el signo escorpión, formando jun ángulo de 180 grados lo que refuerza los dos atributos de estos signos como son Tauro el segundo mes de la primavera propio de las flores, de la abundancia y de la prosperidad en su máximo esplendor, pero también al otro lado está Escorpión que representa la declinación de la vida y la muerte, lo que en su conjunto viene a representar la posibilidad de morir a verdades, declinar a prioridades y de alimentar otro tipo de propósitos sobre lo que significa la vida y su verdadero camino.

Un momento sagrado

En el mundo astrológico cada instante es mágico, único e irrepetible y podemos precisamente detenernos en cada uno de ellos para darles una connotación sagrada como ocurre precisamente con esta Luna Llena de Tauro y escorpión.

Júpiter el gran protagonista de esta Luna Llena

Como la Luna sale por el oriente a eso de las seis de la tarde, hay que estar pendientes porque a su lado se encuentra un lucero muy visible como es precisamente el planeta Júpiter, lo que hace entrever que es una Luna Llena que nos recuerda que la abundancia es posible, que la plenitud es factible y que las condiciones están dadas para encontrar el cauce del bienestar y de la plenitud sin fronteras. Como Júpiter está en el signo de Escorpión y la Luna en su deambular celeste alcanza a este planeta bajo este suceso lunar se trata de una temporada de renuncias que seguramente nos recuerden que la plenitud interior es probable, que la riqueza del alma es factible y que siempre es posible sonreír pese a lo que haya que vivir.

El retorno de la Luna Llena

La presencia año tras año de esta Luna Llena con sus connotaciones espirituales, nos recuerda que todo es temporal y que todo nuevamente vuelve a su verdadero origen. Es posible que se trate de un acontecimiento estelar que nos abre las puertas con el fin de darnos cuenta que somos seres cíclicos y que así como los tiempos de la naturaleza se cumplen, los procesos temporales de nuestra vida también.

Una Luna Llena de dos signos fijos

Como Tauro y Escorpión se considera como aquellos propios de procesos largos, en el mundo astrológico se conocen como signos “fijos” lo que quiere decir que avanzamos por un periodo adecuado para establecer soportes y definir las bases de lo que perfila vale la pena. Todo aquello que tome vida durante este período pretende tener la influencia de la seguridad, la estabilidad, la permanencia y la durabilidad.

Soltar para agarrar

Hay que tener en cuenta que si nuestras manos están llenas de cosas, es muy difícil agarrar algo nuevo, eso quiere decir que se trata de una Luna Llena de grandes bendiciones que puede ser el referente de quien llena literalmente sus cántaros, pero indiscutiblemente habrá que vaciarlos con antelación. Eso quiere decir que antes de este suceso Lunar vale la pena soltar todo aquello que ya no nos pertenece, declinar a lo que ya no es útil y dejar de depender de las amarras de aquello que no vale la pena; ya que es la única manera como las bendiciones y la luz de este ciclo estelar pueda convertirse en una realidad.

Desde el punto de vista astronómico

Este acontecimiento de carácter astronómico se hace presente el día 29 de abril a las 19:59 para el meridiano 75 W.

El calendario lunar

En el calendario lunar que se publica anualmente desde aproximadamente el año 1993 a cada cambio de Luna se le da una particular interpretación y se ha buscado una frase con la que se pretende resumir las implicaciones de cada uno de estos cambios de fase lunar. Es por eso que para el cambio de Luna del 29 de abril aparece una frase que dice “unión” precisamente porque se trata de una Luna que se ve reforzada por el planeta Júpiter lo que hace entrever que es muy favorable para todo aquello que permita encontrar el camino de la seguridad, de la solidez, de la firmeza y de la durabilidad en todo aquello que se haga o emprenda.

Llegan las noches claras

Cuando se avecina la Luna Llena es fácil apreciar la manifestación de las noches más claras del mes en el sentido que los rayos Solares tiñen la atmósfera nocturna de donde se deduce la significación de todo aquello que simboliza claridad, entendimiento o comprensión.

Si usted nació en…

Si usted es de las personas que nacieron en los días aledaños al 29 de junio, de diciembre, y al 2 de marzo y de septiembre, quiere decir que a raíz de este cambio tendrá vivencias muy positivas que le brindarán la posibilidad para resolver los problemas que tiene pendientes del pasado y tomar decisiones certeras con las cuales le sea posible acceder a una forma de asumir la vida de manera certera. Es importante estar muy pendiente de las ofertas y las propuestas que lleguen porque lo más probable es que le traigan enormes beneficios y le lleven a sentirse a gusto. Sin embargo, si usted nació cerca al 29 de enero o al 3 de agosto debe prepararse porque estará en condiciones de cambiar de fondo su vida y de tomar decisiones trascendentales con las que le dé un giro a aquello que viene asumiendo del pasado. Si nació cerca al 29 de abril o al 3 de noviembre así como hace diecinueve años su vida le cambió ostensiblemente ahora ocurrirá lo mismo.

Categoría: Noticias Astrológicas   Publicado: Domingo, 29 Abril 2018 00:05  Escrito por Ricardo Villalobos   Visto: 675 Tags: Imprimir

JoomlaXTC Espresso Joomla Template

~ www.astrologia.com.co ~

(C) 2013 Monev Software LLC - www.joomlaxtc.com

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos