Características del signo ascendente

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO

Tal y como el nombre lo dice, signo ascendente es aquel que aparece por el oriente o por donde sale el Sol todos los días en un momento dado. En la interpretación astrológica juega un papel preponderante, ya que da luces para develar atributos estructurales que caracterizan a cada cual. Es decisivo para hurgar en esos rasgos de la personalidad y es de ayuda para conocer las circunstancias (buenas o malas) con las que se ha de ser consecuente a lo largo de la vida.

ASCENDENTE ARIES

Cuenta con altos niveles energéticos y se siente con el ánimo de doblegar las fuerzas en contra. Su impaciencia y su necesidad de obtener resultados inmediatos en lo que hace son una constante. Su reto es el de controlar sus reacciones y lograr una maestría sobre sus impulsos. Responde con vehemencia ante las presiones del entorno, tiene un carácter fuerte y pese a las complejidades o a las circunstancias del momento, termina asumiendo protagonismos inclusive no buscados. De naturaleza solitaria y con dificultad de encontrar el cauce del trabajo en equipo, ya que considera que con su propio empeño es suficiente. Si permite que la ira se convierta en su cotidiana compañera, lo más probable es que los demás sientan agredidos o violentados. Su sinceridad puede ser excesiva y acarrearle más de un conflicto. Nació con la capacidad de sembrar, pero no precisamente con la suficiente paciencia para esperar la cosecha. Su gusto por defender al débil puede llevarle a tomarse la ley por su propia mano. Nació para vivir el presente.

ASCENDENTE TAURO

De naturaleza apacible y con la disposición de apreciar las bendiciones en cada recodo del camino. Si en su infancia la salud estuvo bien, será muy saludable. Su fortaleza le recuerda que es mejor mantenerse firme ante a los embates de la cotidianidad, más aún que lo usual es que sea la columna o el soporte en el que se amparan los demás. Su paciencia le permite con el paso del tiempo ver el fruto de lo sembrado. El romanticismo y la calidez que le caracterizan le llevarán a ganarse el afecto de terceros con facilidad. Aunque quiere que sus cosas y procesos avancen con la velocidad anhelada, todo tiene su ritmo y no precisamente es el esperado. Le es muy difícil cambiar de parecer y aquello que concibió como importante posiblemente lo conserve por mucho tiempo. Sus esfuerzos son continuados y con los años ve los frutos de ellos. Si permite que la terquedad o los celos penetren en su vida, difícilmente puede sustraerse de ellos. Ama la comodidad y la buena vida y busca por todos los medios pasarla bien. Es posible que la pereza y el excesivo relax se conviertan en parte de su cotidianidad y le inhiban el acceso determinado tipo de propósitos. Los procesos a los que se expone son largos y duraderos.

ASCENDENTE GÉMINIS

Cuenta con una disposición especial hacia el cambio y siente desde lo profundo de su ser el ánimo por dejar lo que tiene y de optar por algo nuevo. Los escenarios que le circundan son cambiantes y siempre tiene ante sí nuevos caminos. Su natural versatilidad y dotes de relacionista le permiten desempeñarse en diversas actividades simultáneamente, de contar con varios cargos o de sentirse ante un abanico de posibilidades sin límites. No le es fácil tomar decisiones definitivas ya que la vida le recuerda que siempre existe otra opción, otro camino y que las posturas unidireccionales no son las suyas. Le es muy difícil avanzar por la senda de la vida, sin alguien a su lado tal y como Castor y Pólux los mitológicos personajes que representan su signo, lo que hace entrever la necesidad de compartir con los demás y de alimentar su sentido de la hermandad y de la fraternidad.

ASCENDENTE CÁNCER

La sensibilidad tenacidad y entrega a lo que hace salen a relucir en cada recodo del camino. Con altos niveles de receptividad y permeabilidad ante las circunstancias exteriores. Las prioridades son: la familia, el hogar y la madre. Los temores hacen parte de complejas dimensiones que requieren de su lado un mayor compromiso con el fin de trascenderlos. Las intranquilidades emocionales se avivan con el tiempo y pueden convertirse la fuente de grandes riquezas emocionales. Da con personas posesivas y dominantes lo que exige mantenerse firme y decir lo que piensa o siente así arda Troya. Las complejidades propias de su infancia exigen de su lado tener el ánimo por sanar heridas y pasar páginas. En su fase superior son bondadosos, serviciales, amorosos y dispuestos a fomentar la familiaridad. Buscan comprender antes que ser comprendidos, para lo que utilizan su gran capacidad de observación. Si se dejan llevar por la faceta inferior son perezosos, carecen de iniciativa y se refugian en su propia coraza. Como es el signo que rige los procesos digestivos debe estar muy pendiente y hacer énfasis en las actividades físicas y deportivas. Buenos comensales y con inclinación para aumentar fácilmente de peso. Por lo general somatizan los problemas. Una de sus preocupaciones se centra en el aspecto sentimental. Sufren constantes altibajos en su humor.

ASCENDENTE LEO

En el manejo de la autoridad se halla uno de sus principales retos, ya que puede ser motivo de plenitud, realce personal o de complicaciones y dificultades. Son vehementes en sus dictámenes y pueden rayar en la tiranía. Prefieren las actividades en las que haya dinamismo y en las que logran sobresalir. Son autosuficientes, seguros y necesitados de ser reconocidos por su entorno. Son motivadores y buscan la estabilidad. Social y públicamente tienen éxito, pero pueden abrigar vacíos en su interior debido a que la apariencia y el qué dirán son de gran estima. Son luchadores y temerarios. Trabajan con tesón para lograr sus objetivos. Si desarrollan su faceta positiva son defensores de los débiles, de lo contrario, son arrogantes, altivos y ególatras. Aunque este no es un signo místico, si se dedican a la vida espiritual están en condiciones de alcanzar metas muy elevadas.

ASCENDENTE VIRGO

Su enorme capacidad análisis, la lógica y la argumentación que le son propios, les induce a buscar explicaciones coherentes y precisas que satisfagan sus inquietudes. Su necesidad de experimentar y verificar hace relucir su incredulidad y escepticismo. Se ven muy atraídos por la pesquisa y la investigación. En su fase inferior, le buscan defectos a todo y son incisivos. Como son analíticos y racionales; antes de exponerles cualquier idea, hay que contar con muy buenos argumentos. Son quisquillosos, perfeccionistas e intelectuales. Se sugestionan fácilmente, por ello, la opinión que los demás tengan de ellos, es de suma importancia. No son fuertes y generalmente en la infancia presentan algunos problemas en el desarrollo del sistema óseo, lo cual puede ser fuente de sentimientos de inferioridad con el paso del tiempo. Son coleccionistas con gran capacidad para codificar, ordenar y revisar.

ASCENDENTE LIBRA

Si cultivan el sentido de la armonía y de la belleza logran vivir en plenitud y ser fuente de ella. Las circunstancias siempre los han de presionar con un mismo fin: aprender a ser equitativos y justos; por supuesto, impartir justicia o equilibrar fuerzas opuestas no es una labor sencilla, ya que les corresponde mediar o ser intermediarios entre energías contrarias. Este reto los lleva por sendas de plenitud y realización interior o aviva en ellos la negligencia y la disposición no muy decidida y firme hacia las situaciones complejas. Son tranquilos y pacientes. Generalmente son ecuánimes y difícilmente se disgustan. Posición de los artistas o de quienes tienen gusto por lo estético. Formas físicas bellas y bien delineadas. No son dominantes y se relacionan con quienes tienen un carácter fuerte e imponente. Afables y prestos para compartir desde temprana edad con personas del sexo opuesto, lo que puede conducir a uniones tempranas. Son enamoradizos y sus vínculos no son muy estables.

ASCENDENTE ESCORPIÓN

Por la naturaleza excesiva y extrema que les es propia, lo normal es que siempre se debatan entre dos dimensiones totalmente opuestas como son la materia con todos sus ingredientes y el espíritu, o el sexo las pasiones y los exceso o por el contrario las renuncias al dinero y las cosas. Símbolo de la muerte, pero también del renacimiento, razón por la cual pueden ser autodestructivos y que en algunas épocas no sepan valorar los frutos de su trabajo, por ello, pueden acabar en un instante lo que han construido con magnos esfuerzos. Contraposición entre la pasión desenfrenada, la atracción física y un puritanismo o una búsqueda de santidad. En el aspecto inferior, fomenta conflictos pasionales o de carácter sentimental que originan cambios radicales. Son posesivos. Es posible que se dejen llevar por odios y rencores o por el contrario que trabajen en la dirección de la evolución y el despertar interior. Tienen una gran habilidad para mover fuerzas con las que atraen y fascinan. Se exponen a tener innumerables relaciones amorosas. El matrimonio o las uniones producen comúnmente disgustos y descontento en los familiares o personas allegadas. Tienden a conservar antigüedades. Sus profundas pasiones son fuente de calamidades e inclusive de desgracias.

ASCENDENTE SAGITARIO

Su alegría optimismo y confianza en el mañana, les lleva caminar vigorosamente hacia dónde la vida los lleve. Asumen de una u otra manera un papel protagónico en la vida de terceros y están atentos de los demás. Por medio de su empuje y chispa personal generan una muy buena dinámica en la vida de quienes les rodean. Poseen la disposición para emprender grandes proyectos. Son afables, chistosos, animados, activos y fluctuantes. Viajeros, cambiantes, inestables y necesitados de explorar lo nuevo. Con alma de filósofos y urgidos de encontrar un sentido mucho más profundo lo que significa la vida. Su atracción por explorar lo nuevo y los desplazamientos les impele a las mudanzas. La diversificación y la expresión polifacética que les es propia dificulta que toman un partido definitivo. Confiados en el mañana y convencidos que la vida solamente les ofrece parabienes y bendiciones.

ASCENDENTE CAPRICORNIO

La reflexión y la revisión acuciosa de cada situación o proceso en el que se ven inmersos les lleva a tomarse su tiempo para las decisiones o los cambios que pretende implementar. La paciencia y la constancia se convierten en referentes estructurales de su proceder y señala la presencia de una disposición para hacer lo que hay que hacer después de apreciarlo como lo correcto. Sus procesos son a largo plazo, de allí que la vida siempre exige de su lado una espera. Previsivos y cuidadosos porque temen lo peor. Su especial sentido del deber se aprecia desde temprana edad, en el sentido que es usual que se comprometan y que se mantengan allí muchos años. La época que reviste mayor importancia es la vejez, ya que durante esta etapa observan los resultados de sus esfuerzos. Son solitarios, disciplinados y exigentes. En el ámbito público tienen éxito por su trato y cuidado en las relaciones. Poseen muy buena visión económica. Su carácter es recio; tienden a ser temidos tanto por sus familiares como por sus subalternos, ya que son estrictos y en ocasiones muy duros al exponer sus verdades. Aman la perfección desde el punto de vista laboral. Generalmente parten de una situación precaria y logran, pese a las restricciones del principio, obtener una posición relevante o solvente. Su madurez y cordura salen a relucir desde temprana edad. Por tratarse de un signo invernal es usual que abran la puerta hacia la tristeza, la melancolía o el pesimismo. Se preocupan por el tiempo que pasa y por el futuro.

ASCENDENTE ACUARIO

Sus dos motores son el amor a la libertad y al conocimiento. Generalmente van en contra de lo establecido y aman el cambio en todos los sentidos. Su ánimo por hallar respuestas y encontrar explicaciones los conduce por la senda de la erudición o de la verdadera sabiduría. Se inclinan para saber cómo funciona el mundo y cuál es el camino que se debe transitar, porque saben cómo terminarán las cosas. Su búsqueda de independencia puede llevarlos a no tener un lugar fijo. Se identifican con lo sui géneris, novedoso y moderno. Conjugan la razón y la técnica. Sus facultades mentales les llevan a convertirse en solucionadores de problemas, en asesores y en quienes están en condiciones de traer una luz para los demás. Los niños, sin que se les obligue, muestran un gran interés por la lectura y el estudio, pero generalmente se aburren en las clases tradicionales y pueden por eso tener problemas académicos. Por su regente planetario, Urano, son explosivos y pueden de un momento a otro soltar aquello que tienen o tomar nuevos rumbos. Poseen una gran capacidad de síntesis. Son creativos y geniales. Pueden ser libertinos.

ASCENDENTE PISCIS

Por su acentuado espíritu de servicio, siempre buscan alternativas para aliviar el sufrimiento y el dolor de sus semejantes. Se exponen a explorar innumerables cambios y a tener variadas vivencias que les ofrecen múltiples experiencias; pueden lograr una inspiración tal que accedan a una particular sabiduría. Con altibajos, vaivenes y dificultad de comprometerse de una manera definitiva. La religión o la espiritualidad serán los soportes que les lleven por el sendero de la plenitud interior y del gozo. Vulnerables a la influencia de su entorno y con altibajos anímicos y una particular disposición por sentirse parte dé; y de ser aceptados por los demás. Su fe y particular confianza en los demás, puede llevarles a profundas desilusiones, de allí que sus expectativas sobre los demás sean muy altas y les corresponde tratar de encontrar un equilibrio entre lo que esperan y lo que es. Son abnegados, dispuestos y serviciales. Con un llamado para el logro del profundo éxtasis por medio del yoga, el contacto con la naturaleza o por las prácticas espirituales y religiosas. En el aspecto negativo, esperan que un milagro borre todas las adversidades que se les presentan. Les corresponde enfrentar sus tendencias evasivas porque éstas pueden llevarles por senderos tortuosos.

Todos los derechos reservados astrologia.com.co © 2022
Diseño e implementación: Andrés Gutiérrez

Contacto

6012323248- 3202343144 - 321 4429212

comcoastrologia@gmail.com

Síganos